Hace unos días a eso de las siete de la mañana este pájaro que siempre me ha parecido una viejita con chal, parecía estar igual de adormilada que yo. 

Mi mamá les llama coquitas, pero he escuchado a mucha gente llamarlas conguitas. Para mí, son viejitas con chal.