En Dos Cataluñas, Netflix usó imágenes de agentes de la Policía Nacional sin permiso y fuera de contexto para reforzar una narrativa
  • El autor, agente de la Policía Nacional, confirma que Netflix no contactó con él
  • El secretario general de Jusapol: las “han sacado totalmente de contexto"
  • El vídeo original demuestra que estaban en Madrid el 6 de octubre

Imágenes que salen en el nuevo documental de Netflix, Dos Cataluñas, y que muestran a agentes de la Policía Nacional cantando "a por ellos, oé" en un autobús no son de los agentes de camino a Cataluña para tareas de orden público durante la crisis separatista sino a una manifestación de Jusapol en Madrid por la equiparación salarial.

"Éste no deja de ser un video que han manipulado", dijo el lunes el secretario general de Jusapol, Miguel Gómez, por teléfono: "y que han sacado totalmente de contexto".

El hombre que grabó las imágenes, José Luis Molina, también agente de la Policía Nacional, calificó el uso de sus imágenes en el documental de "lamentable" y "denigrante", y explicó que nadie de Netflix se había puesto en contacto con él para pedirle permiso para usarlas en el documental.

Por teléfono, describió que dos autobuses de agentes afiliados a Jusapol habían salido de Valencia para Madrid ese día y que grabó las imágenes en el centro de Madrid: “fue a la llegada, en la calle Goya”.

"Un día súper importante", añadió, refiriéndose a la manifestación por la equiparación salarial con otros agentes de otras comunidades: "recordamos cuando la selección española, el fútbol, y esa fue la canción".

Me ha facilitado una copia del video original y es más largo, a un minuto y 52 segundos, que el video de YouTube, "Policías nacionales cantan el a por ellos camino de Cataluña", o la sección que usa Netflix en Dos Cataluñas.

También ha facilitado pantallazos de su teléfono móvil que llevan la fecha del 6 de octubre de 2017, a las 10:36 horas, nueve horas antes del video de YouTube, que fue publicado a las 19:26, hora de Madrid.

El video original muestra a los agentes cantando varias canciones ruidosas—ninguna de ellas ofensivas para los catalanes, los separatistas catalanes o ningún otro grupo—y cómo el autobús pasa brevemente por un centro WeZink (véase la esquina superior derecha del pantallazo anterior).

El centro WeZink en Madrid está en la calle Goya.

En Dos Cataluñas, se incluyen algunos segundos del video del Sr. Molina—en los que los agentes cantan "a por ellos, oé"—al principio del documental junto con otros tres o cuatro segmentos de policías o guardias civiles, todos supuestamente de camino a Cataluña—según la narrativa del documental—para hostigar y golpear a los separatistas el 1 de octubre, jaleados por españoles ondeando banderas en el resto del país.

Antes de esa sección, Mariano Rajoy declara que no habrá referéndum y justo después se ven imágenes de los enfrentamientos del 1 de octubre entre los antidisturbios y los votantes en los colegios.

La manifestación de Jusapol tuvo lugar el 6 de octubre de 2017, cinco días después de los enfrentamientos en Cataluña. Según La Vanguardia, hubo “miles” de agentes en el acto en Madrid, y en un comunicado en febrero, Jusapol dijo que (pdf) habían asistido 30.000 manifestantes.

El documental de Netflix, por lo tanto, tergiversa las imágenes del Sr. Molina, ofreciéndolas a los espectadores como elemento de un relato de la realidad de la que nunca formaron parte.

Molina explicó que ninguno de los agentes en los dos autobuses ese día estaba destinado a Cataluña como parte del operativo de refuerzos: "todos de Valencia, y todos en unidades que no iban a Barcelona".

Los agentes en el autobús llevaban sus camisetas azul marino de Jusapol, “las que hicieron en Valencia, cada región hizo las suyas”, explicó el Sr. Gómez, quien añadió que era imposible que fueran agentes de camino a Cataluña, no sólo porque estaban en Madrid para la manifestación, sino también por el vehículo en el que viajaban y cómo iban vestidos.

Ambos agentes confirmaron que los compañeros de la Policía Nacional enviados a Cataluña el año pasado se desplazaban a la comunidad autónoma en sus vehículos oficiales y uniformados, no en autobuses con camisetas de Jusapol.

“En autobús es imposible que vaya un policía a una misión o a un destino", dijo el Sr. Molina.

Gracias por leer: apoya el periodismo independiente ahora. Ayuda a contar al mundo la verdad sobre cómo está cambiando España.