"Enamorandose de un Pokemon" Capitulo 1: Cariño.
 
Me encontraba sentado en una banca del parque solo pondia pensar en porque ella habia hecho eso, digo, ya ha pasado tanto tiempo, ya no es el pasado, ya esto no es visto como un taboo ni es visto tan raro, pero yo soy de aquellas generaciones en las que un entrenador y Pokemon no podian estar juntos, ya que no es normal, ¿O si?, en fin, esa pequeña kirlia a quien yo siempre habia visto como mi hija o una hermanita pequeña desde que como un Ralts salio de ese huevo que mi hermana me regalo.
Digo ella es muy hermosa, pero es mi Pokemon y ademas es como mi hija, solo podia pensar en ese beso entre ella y yo, mi mente se enfocaba mas y mas en el beso.
Llego mi Garchomp con Kirlia en sus hombros, ella llevaba puesta ese pequeño moño azul en su cabello que yo le regale cuando evoluciono a Kirlia hace ya un tiempo, siempre lo usaba, yo supongo que le encanto ya que desde ese dia cada mañana antes de entrenar ella me pedia que se lo pusiera.
Solo podia mirarla y sentirme un poco incomodo por el asunto del beso.
Esta mañana despues del entrenamiento Garchomp y Serperior mis dos unicos amigos ademas de Kirla, fueron a beber agua a un rio que esta cerca del punto en donde siempre vamos a entrenar, se podra decir que es nuestro lugar favorito, Kirlia me pidio que la levantara con mis manos, ya que desde que ella era un Ralts le encantaba que hiciera eso, cuando la levante ella en un momento rapido me tomo del rostro y me beso, yo senti que fue un poco largo aunque la verdad no fueron ni 2 minutos.
Al recordar eso solo logre sonrojarme y poco despues Kirlia tambien, nisiquiera fuimos capaces de dirigir la mirada o una palabra, Garchomp al ver esto lo unico que hizo fue mirarnos extrañado, comenzamos a caminar de regeso al bosque para entrenar un poco mas, pero despues de unos cuantos pasos, me pude percatar que a lo lejos venia Serperior arrastrandose a toda velocidad, solo pude pensar una cosa al ver su velocidad y su rostro, "Se metio en problemas o me volvio a meter en sus problemas".
Me di cuenta que detras de el venian dos personas persiguiendolo, al toparnos mas de cerca serperior se escabullo detras de mi y Garchomp, amablemente les pregunte a las dos personas que habia ocurrido, a lo que ellos contestaron: "Ese Serperior ha esta acosando a nuestra Milotic desde hace dias, no podemos dejar que ningun Pokemon se le acerque, ella tiene muchos concursos que ganar", despues de un rato hablando con ellos, logre hacer que aceptaran mi disculpa y que no lincharan ni a Serperior ni a mi, despues de que se fueran solo gire mi cabeza para ver a Serperior y le dije: "Amigo, te quiero pero deja de meterme en problemas, ya me estoy empezando a molestar con tantas situaciones en las que me incluyes, y no quiero que se repita lo del Gengar", el solo mostro cara de arrepentido y por mi mente paso un pensamiento, "El nunca va a entender", di un ligero suspiro y continuamos los 4 nuestro camino.
Tiempo despues ya en el bosque comenzamos a entrenar, a Garchomp le doy pruebas para mejorar su fuerza, a Serperior su velocidad, y con Kirlia es un poco mas dificil aun tiene muchos problemas para manejar sus poderes psiquicos, pero durante todo el entrenamiento me dio la ligera sospecha de que alguien me observaba.
Despues de ese dia de lo mas extraño, nos encontrabamos cenando, Kirlia estaba sentada a mi derecha, Garchomp a mi izquierda, y Serperior estaba frente a mi, yo mientras cenaba solo pensaba en cosas del entrenamiento, nuevas tacticas para mis Pokemons, pensaba tanto que me fui a lo mas profundo de mi mente y Kirlia aprovecho esto para acercarse a mi, cuando logre darme cuenta, ella ya estaba abrazada de mi brazo y con su cabeza recostada en mi, una vez terminamos todos de cenar, Seperior se fue a dormir a un arbol, Garchomp a su pokeball, ya que prefiere dormir en privado, y Kirlia y yo nos encontrabamos cerca del lago, comenze a arrojar algunas rocas para ver que tan lejos podrian llegar, Kirlia solo estaba parada a mi lado observandome, como si el verme fuera la cosa mas increible del mundo, en ese momento se me ocurrio una idea, le di una roca a Kirlia para que intentara lanzarla con su poder psiquico, la lanzo pero no muy lejos, ella siempre hace su mejor esfuerzo, yo lo se, pero casi siempre los resultados son muy bajos, ella bajo su mirada, yo sabia lo que iba a pasar, ella siempre que baja su mira es porque va a llorar, me acerque poco a poco con ella, y escuche sus ligeros sollozos, acaricie su cabeza, y la levante con mis manos, ella ya estaba comenzando a dejar de llorar, pero al ver sus ojos con la luz de la luna, me di cuenta de que ella tenia unos ojos en verdad hermosos, hermosos y brillantes como las estrellas, en ese momento vino a mi mente el recuerdo de lo sucedido esa mañana.
Ella me volvio a tomar del rostro y me acerco un poco a ella, pero esta vez fui yo quien la beso, esta vez el beso se prolongo, un poco mas, al besarla sentia algo dentro de mi, no tenia ni idea de que era, pues jamas habia sentido algo parecido.
Al separarnos ella estaba muy feliz y sonriente, tenia una sonrisa tan hermosa que jamas habia visto que tuviera, ella tomo mi mano y yo la sujete mas fuerte y le sonrei.
nos sentamos a ver el rio, ella comenzo a quedarse dormida sobre mi brazo, y yo miraba su bello rostro mientras dormia, y por mi cabeza pasaba: "¿Que es esto que siento al verla?".
de un momento con otro, de nuevo me llego esa sensacion de que alguien nos observaba, gire la cabeza, y mire los arbustos y parecia ser solo mi paranoia, pero entonces, algo muy rapido comenzo a moverse entre los arbustos, era muy rapido y la oscuridad no ayudaba mucho, rapidamente decidi proteger a Kirlia, pero cuando me di cuenta ella estaba frente a mi, muy seria y preparada para pelar, jamas la habia visto asi de seria, estaba muy concentrada y cuando vi que aquello que se movia de entre los arbustos salio hacia nosotros me levante lo mas rapido posible, debia proteger a Kirlia, la tome y la abraze, y mire rapido a lo que salio de los arbustos, y me di cuenta de lo que era....