"Enamorandose de un Pokemon" Capitulo 2: Lopunny y la Celosa Kirlia
 
 

Cuando abraze a Krilia mire a los arbustos para saber que era lo que nos estaba atacando, y entonces salio de entre los arbustos una Lopunny, me di cuenta de que ella no nos quería lastimar, todo lo contrario, ella tenia una pata lastimada y acudí a ayudarla, solté un momento la mano de Kirlia, levante a Lopunny y la lleve a donde estaba mi tienda de acampar, utilice un poco de poción y vendajes en su pata, “¿Mejor?, le pregunte y ella no hizo ninguna seña en particular para responder, la deje recostada en mi cama, yo salí y me senté cerca de la fogata y Kirlia llego conmigo, se acostó poniendo su cabeza en mis piernas, no me di cuenta de cuando me quede dormido.

A la mañana siguiente, al despertarme, me di cuenta de que Kirlia estaba acurrucada en mis brazos y su cara estaba en mi pecho, me levante con mucho cuidad y acosté a Kirlia de modo en que no fuera a despertarse, me quede un momento a observarla mientras dormía, se veía tan tierna y linda, le bese la mejilla y comencé a caminar en dirección a la tienda de acampar, al entrar Lopunny estaba sentada, me vio y la salude, ella intento levantarse y caminar, aun estaba débil de su pata, así que cuando vi que que estaba apunto de caer la sujete y ella me sujeto del cuello, pudimos ver nuestros ojos le pregunte: “¿Estas bien?”, a lo que ella asintió con la cabeza mientras me miraba fijamente, después de eso sentí a mis espaldas que alguien nos miraba, mire atrás y me di cuenta de que era Kirlia y no se veía nada contenta, ella solo nos miro y salio de la tienda, acto seguido fui tras ella para hablar, ella estaba en el lago, estaba furiosa lanzando rocas con su poder psíquico, ella se esforzaba, no era mucha la fuerza pero estaba haciendo su mayor esfuerzo, decidí dejarla sola y mejor comencé a preparar el desayuno.

Estábamos desayunando todos juntos, Serperior tenia frutas, Garchomp un poco de estofado, Kirlia y Lopunny pastelillos, los cuales eran los favoritos de Kirlia y yo un poco de café, pero había algo raro, normalmente Kirlia se notaba que disfrutaba sus pastelillos y ahora no, el ambiente estaba fuera de lo normal, era demasiado pesado, como si se acercara una tormenta o algo parecido.

Quedaba un solo pastelillo en la caja y tanto Kirlia como Lopunny alzaron las manos para alcanzarlo, ambas se miraron fijamente, y en ese momento sabia que no iba a terminar nada bien, “Se va a armar la de San Quintín”, dije en mi mente, ambas estaba apunto de levantarse, me levante y tome el pastelillo, después le pedí a Garchomp que lo partiera, por la cara y velocidad de el diría que estaba pensando lo mismo que yo, una vez partido a la mitad, les entregue un pedazo a cada una, me sentí aliviado, pero mi día recién comenzaba, después del desayuno, fuimos al pueblo, yo tenia que comprar unas cosas, mientras yo iba a comprar y hacer unas cosas, le encargue tareas a cada uno, Kirlia podía ir al parque a jugar, Serperior debía vigilarla, “¡Ni siquiera se te ocurra acercarte a Milotic!, le dije con un tono muy serio.

Garchomp debería ir por unos comestibles, y yo primeramente debía llevar a Lopunny al centro Pokemon para que le ayudaran con su pata, la lleve al centro Pokemon y le pedí a la enfermera que por favor intentara curarle su pata, la llevo a una pequeña sala y me hicieron esperar, pasaría algo de tiempo no mucho, y Lopunny salio saltando de la sala y brinco hacia mi para abrazarme, me di cuenta que en su oreja izquierda llevaba un pequeño moño verde,”Se lo puse porque así se ve aun mas linda, ¿No crees?, dijo la enfermera, yo asentí con la cabeza, Lopunny se veía muy alegre de verme, después de eso fuimos a reunirnos con Garchomp y Lopunny me tenia tomado de la mano, me tenia tan bien sujetado, que no lograba soltarme, decidí dejarlo así y nos encontramos con Garchomp, una vez reunidos fuimos al parque por los demás.

Al llegar al parque vimos que Serperior estaba jugando con Kirlia, les hable para que se reunieran con nosotros, Kirlia corrió hacia mi, y al estar cerca vio que Lopunny me sujetaba de la mano y después fijo la mirada en el moño de su oreja, me di cuenta de ello además de la cara que puso, era una combinación entre enojo y tristeza, intente explicarle que no era lo que ella pensaba, ella se acerco a nosotros y tomo rápido el moño de Lopunny y comenzó a correr, intentamos alcanzarla, le pedí a Lopunny que la alcanzara y la detuviera mientras yo llegaba, Kirlia habia entrado en un bosque que tiene muy mala fama por tener muchos Pokemon muy salvajes, entre en el bosque corriendo y mirando a todos lados, logre distinguir las orejas de lopunny entre algunos arbustos, corrí hacia ella, y cuando llegue me di cuenta de que estaban siendo atacadas por un grupo de varios Gengars, corrí e intente intimidarlos para que se fueran, mala elección solo se enojaron mas, me di cuenta de que lopunny estaba ya muy débil y cansada y Kirlia estaba en el piso, no podía dejarlas que les hicieran mas daño, 2 de los Gengars las acorralaron y entonces me moví rápido, intentaron atacarlas con garra umbría y me puse delante de ellas cubriéndolas y abrazándolas para protegerlas del ataque, jamás había sentido algo tan doloroso como ese ataque, ese golpe me dejo un poco atontando por causa del dolor insoportable, no podía creerlo era la segunda vez que estaba en un problema muy grande ocasionado por un Gengar.

Cuando vi que se acercaban mas a nosotros, me puse de pie, y les grite a todo pulmón: “¡Ni se les ocurra cercarse mas a mis niñas!”, cuando vi que iban a volver a atacar me puse de nuevo como escudo para protegerlas, Kirlia se levanto y uso un destello, en ese momento los Gengars se alejaron a buena distancia, talvez podría aprovechar para escapar, pero Kirlia se quejaba mucho y se tocaba la cabeza, me di cuenta de que tenia dolores de cabeza demasiado fuertes, la cargue en mis brazos y a Lopunny en mi espalda, creia aun tener tiempo para escapar, pero se volvían a acercar a nosotros, lo veia ya todo perdido, pero en ese momento, llego Garchomp y Serperior quienes atacaron a los Gengars para distraerlos y ayudarnos a escapar, garchomp llevaba a Kirlia y Lopunny y Serperior me llevaba en su Lomo, les pedí que llevara a las niñas al centro Pokemon, y nos llevaron ahí, al llegar pedí de emergencia que las ayudaran, después de un rato estaba esperando fuera de las salas de emergencia, La Chansey de la enfermera me curo las heridas, pasaron unas cuantas horas, primero salio la enfermera y detrás de ella Lopunny quien ya se veía mejor y ya caminaba normal, me acerque a ella y le acaricie la cabeza, Garchomp me dio el pequeño moño verde que le habían regalado, se lo puse a Lopunny en su oreja y le dije: “Es verdad te vez aun mas hermosa con el moño", ella sonrío y me abrazo, después la enfermera me pidió que la acompañara y me dijo: “vaya otra vez aquí, tus Pokemon tienen tanta suerte de que su entrenador los protegiera con su vida, y no te preocupes por Kirlia, logramos calmarle los dolores, solo esta acostada descansando”, entre a la sala donde ella estaba, lo que me dijo la enfermera me relajo, salude a Kirlia y tome su mano, ella me miro y comenzó a llorar, yo comence a acariciar su cabeza para calmarla, le sonrei y ella a mi, saque de mi bolsillo su moño azul y se lo puse, ella no dejaba de sonreir y tomaba mi mano aferrándose a ella, al verla asi le dije: “Ten mas cuidado, no se que hubiera sido de mi si algo le pasa a mi princesa”, ella sonrío mas dejando algunas lagrimas y le bese la frente, entro la enfermera y dijo: “Muy bien tortolitos, todos necesitan un buen descanso”, me despedí de Kirlia y le bese la frente de nuevo, fui a acostarme recargado a la sala donde descansaba Kirlia, Garchomp y Lopunny me acompañaban y Serperior fue a buscar un arbol para dormir, después de unas horas ya estábamos dormidos todos, cuando de nuevo escuche los gritos de Kirlia, me levante inmediatamente al igual que Garchomp y Lopunny, le pedí a Garchomp que fuera a buscar rápido a la enfermera y Lopunny y yo entramos en la sala, cuando entramos en la sala no podíamos creer lo que veíamos…