¡Exceso y depravación!
 
Y donuts de chocolate.