La Japan Weekend se está convirtiendo en una estafa