Patreon en la industria del cosplay
 
Elle Cosplay

Artículo original:

4 de enero, 2016

Martin Wong


Llevo en la industria del cosplay los últimos ocho años, y he observado muchos cambios y avances. Ya sea en la superación de las limitaciones a la hora de construir trajes imposibles, o de tomar fotos y vídeos cada vez con más estilo, los cosplayers y otros individuos creativos han ido contribuyendo al progreso de esta industria sin parar. Muchos son los que sostienen que el cosplay no debería ser más que una afición, pero yo no estoy de acuerdo. Yo creo firmemente que el cosplay es un arte; implica diseñar y fabricar un vestuario, elaborar de manera artesanal una serie de atrezzo o utilería para el mismo, modelarlo ante una cámara o un público, y a menudo también colaborar con otros artistas para llevarlo a cabo. Todo esto no significa que no pueda ser una afición, pero sin duda puede ser más que eso, sobre todo porque ha trascendido esa esfera y se ha convertido en un arte interpretativo.

 

Miedo a las “palabras con P”


Últimamente, hay cosplayers que han tenido dudas acerca de abrirse una página de Patreon, ya que muchos temen estar creando falsas esperanzas a la gente o manchar su imagen pública. Pero este miedo es el mismo que lleva ya mucho tiempo acechando a los cosplayers cuando se plantean darle una nueva dimensión a su afición, como puede ser abrir una Página de Facebook o empezar a vender Prints. Pero, ¿por qué tienen tanto miedo a aventurarse en el ámbito de las Páginas, las Prints, o el Patreon? Es porque se trata de expansiones que generan compromisos cuando tienen lugar. Cuando un cosplayer amplía sus horizontes y abre un nuevo frente, se compromete a atender a un nuevo público.


Para aquellos de vosotros que no conozcáis Patreon, es una plataforma de “crowdfunding” o financiación colectiva, que permite a muchos creadores de contenido y a artistas obtener fondos directamente de la gente que les apoya, ya sea de forma periódica o por cada proyecto. No considero que cada una de estos proyectos deba ser una aventura por separado, sino que de hecho, deberían ser parte de una evolución secuencial en la vida del cosplayer: Página >>> Print  >>> Patreon. Cada fase de esta secuencia se apoya en la seguridad que le proporciona el éxito en la fase anterior. Una página de Facebook muestra el apoyo que el cosplayer recibe de un grupo de personas, las cuales se muestran de acuerdo con lo que está creando y quieren seguir su trabajo. Después, este trabajo se materializa en objetos físicos a través de las prints, que son pósters que los fans quieren coleccionar o colgar en sus paredes. Si las prints no resultan ser suficientes para las personas que apoyan a ese cosplayer, es hora de crear una página de financiación colectiva, que permita hacer mayores inversiones y proyectos igualmente mayores. La fuerza conductora de todo esto es la demanda por parte de los seguidores.

 

 

Ser juzgado


Una de las cosas que más preocupa a los cosplayers de crear una página de Facebook, de vender prints o de abrir un Patreon es la posibilidad de ser juzgado por los demás. Los cosplayers se preocupan por lo que otras personas pensarán de ellos, y de los comentarios que pudieran hacer al respecto. ¡Y bien que deben hacerlo! Los cosplayers han de escuchar a los demás y a sus opiniones, pero lo más importante es determinar qué opiniones tomar en cuenta. Crear arte basándose únicamente en las opiniones ajenas es de estúpidos, pero crearlo sin consideración alguna a los demás es de ciegos. Nadie es perfecto; al menos, nadie que yo conozca lo es, y por tanto ninguna idea ni opinión es perfecta tampoco. Es importante tomar en cuenta las opiniones de los demás, sobre todo las de los amigos cercanos y de los seguidores acérrimos. Si un cosplayer entabla una conversación con su público, si les involucra en su proceso creativo, éste se vuelve mucho más proactivo. Así, no sólo obtendrá una mejor idea de lo que su público quiere, sino que también es posible que encuentre nueva inspiración en el camino. Esto no quiere decir que los demás sean quienes puedan decidir si como cosplayer eres “lo suficientemente bueno” o no; esa decisión sólo debería provenir de uno mismo. Si estás contento con tu propio trabajo, deberías seguir haciendo aquello que amas. Pero si buscas mejorar, tus seguidores, como lo son los de tu página de Facebook o tus Patrones, son gente en la que puedes confiar para alcanzar nuevas ideas, y cuyos aportes e ideas deberías escuchar.

 

 

DLC: Contenido extra


Creo que el motivo principal por el que a la gente no le gusta Patreon es porque piensan que no deberían pagar o donar para obtener algo que ya consiguen gratis. ¡Por supuesto que no! Hay un malentendido acerca de lo que los cosplayers deberían hacer con sus Patreons, tanto entre los seguidores de los cosplayers como entre ellos mismos. Aunque Patreon puede servir como sombrero de limosnas, en la que la gente le dé a un artista un par de dólares igual que se lo darían a un guitarrista en la calle, puede y debería ser mucho más que eso. Patreon, o cualquier plataforma de financiación colectiva, es la respuesta a las personas que siempre piden más. ¿Queréis más? ¡Aquí lo tenéis! Si no os conformáis con los disfraces, fotos, y vídeos de siempre, tenéis la respuesta justo delante. Patreon es la versión para el artista de la televisión de pago, de las suscripciones a revistas, o de cualquier servicio por el estilo. El concepto de Patreon permite que un artista cree más,

basándose en la demanda que éste tenga. Y dado que crear más supone un mayor esfuerzo en términos de tiempo, dinero u otros recursos, la gente está dispuesta a contribuir económicamente para ver más y obtener ese contenido extra. 


No a todo el mundo tiene por qué gustarle Patreon. ¿Por qué donarle a un streamer como forma de entretenimiento, cuando puedes jugar a los juegos tú mismo? ¿Por qué comprar un periódico cuando puedes leerlo online de forma gratuita? ¿Por qué comprar un CD cuando puedes usar YouTube? ¿Por qué comprar en una tienda del barrio cuando puedes ir al supermercado en el que todo es más barato? ¿Por qué comprar un DLC de un juego al que ya has jugado cuando puedes comprar otro juego totalmente nuevo? Es sencillo: Lo haces porque quieres apoyar a las cosas que te gustan y a las personas que las crean, y quieres seguir disfrutando de esas cosas más tiempo. De verdad, es así de simple.

 

 

Más allá del hilo y la aguja


Muchas empresas grandes tienen amplios fondos para invertir en nuevos proyectos, pero los cosplayers no son grandes empresas. Hay cosplayers que deciden vender prints para recaudar fondos para su próximo cosplay. Pero las plataformas de financiación colectiva, como Patreon o Kickstarter, permiten que ese proceso se invierta, y que sus seguidores se conviertan en inversores de un proyecto antes de que éste se lleve a cabo. Cada vez más y más cosplayers están embarcándose en proyectos de mayor envergadura que sus seguidores llevan años queriendo ver, porque cada vez tienen más seguidores que demandan de ellos mejores resultados. Por tanto, es esencial que estos seguidores se hagan oír,

que sus exigencias se materialicen, que lleven a los cosplayers a rendir cuentas en las plataformas de crowdfunding. Asimismo, los cosplayers tienen la responsabilidad de subir el listón constantemente y de crear contenidos cada

vez mejores, cada vez más fuertes.

 

Sin embargo, hay algo que la mayoría de la gente es incapaz de ver. Se trata del efecto multiplicador en la industria del cosplay. Cuando un cosplayer tiene la capacidad económica de llevar a cabo proyectos mayores, también invierten dinero en la propia industria y ayudan a toda la comunidad cosplayer a crecer. Ya sea contratando a un fotógrafo o videógrafo para una sesión, o a un cosmaker para que les cosa o fabrique alguna pieza de su traje, están ayudando a que otras personas creen arte en el mundo del cosplay. Y lo que es más importante aún: están dando un enorme empuje de seguridad en sí mismos a todos los demás cosplayers que les ven, animándoles a que se arriesguen y apuesten para conseguir mayor impacto y mejores resultados. Inspiran a otros cosplayers a invertir en materiales nuevos y mejores, a hacer el esfuerzo de viajar para una sesión de fotos en un lugar increíble, a colaborar con otros artistas creativos; en suma, los cosplayers, como cualquier otro artista, se atreven a arriesgarse en mayor medida cuando ven que hay una

comunidad que les apoya y unos seguidores que demandan su oferta.

 

 

¿Qué viene después?


Nadie sabe qué viene después, ya que la industria del cosplay es muy joven todavía. De hecho, la mayoría de las personas que pertenecen a ella no saben muy bien lo que están haciendo ahora mismo, porque todo el mundo está explorando sus posibilidades. Muchos se han arriesgado a probar nuevas opciones y han fallado, y esto incluye también a cosplayers ampliamente conocidos, como Jessica Nigri y Yaya Han. Pero ellas también han llevado a cabo muchos proyectos exitosos y han establecido nuevos estándares, como puede ser la alta calidad de la fotografía y videografía de cosplay. Los cosplayers no tienen un intermediario que utilizar para sus creaciones, como lo sería una editorial o agencia para un escritor o un modelo, y por tanto se olvidan de usar la figura del mediador entre el creador de contenido y quienes lo disfrutan. Generan contenido artístico que sus seguidores pueden usar o comprar directamente. Así, a medida que más personas y empresas sean capaces de ver el valor (tanto monetario como artístico) que encierra el cosplay, tendrá lugar una auténtica revolución de la industria del cosplay, y la perspectiva del público general respecto de los cosplayers cambiará.


Recientemente, los medios de comunicación, sobre todo aquellos más nuevos, han

comenzado a dar una mayor cobertura del mundo del cosplay, en forma de programas de televisión, de revistas, de podcasts, y mucho más. Personalmente, me entusiasman las perspectivas de la industria del cosplay de aquí a unos años, y me emociona poder ver cómo va a ir evolucionando. Yo, como fotógrafo de cosplay, estoy dispuesto a invertir mi tiempo y mis esfuerzos en aquellos que estén dispuestos a invertirlos en mí. ¿Y tú?

 

Twitter: www.Twitter.com/MartinWongPhoto

Patreon: www.Patreon.com/MartinWongPhoto

Facebook: www.Facebook.com/MartinWongPhoto

Instagram: www.Instagram.com/MartinWongPhoto


Este artículo es una traducción por Elle Cosplay, autorizada por su autor original, Martin Wong, de “Patreon in the Cosplay Industry”. El artículo original se puede encontrar en

http://www.martinwongphoto.com/#!Patreon-in-the-Cosplay-Industry/c9gp4/5689e9080cf22317a79b11f7.