Patreon y el mecenazgo llegan a Incognitosis
Hace un par de meses descubrí Patreon, una plataforma de mecenazgo realmente curiosa e interesante. De hecho creo que puede ser una de las posibles vías de futuro para que gente que crea contenido en Internet tenga su recompensa económica por parte de aquellos que disfrutan de esa labor. El servicio lleva disponible más de año y medio y ha demostrado funcionar: gente que crea vídeos en YouTube, que crea webcomics, que crea música o que como yo escriben han ido apuntándose a este servicio en el que los autores -sea de lo que sea- buscan la colaboración económica de aquellos que disfrutan de su trabajo personal. Aquí esos creadores de contenido suelen realizar esa labor por pura vocación y no la comercializan profesionalmente, pero Patreon les da la oportunidad de plantearse un cambio de rumbo o al menos de ganar algo de dinero a través de los seguidores de su obra. La idea con la que funciona Patreon es muy sencilla y podéis comprenderla mejor en ese vídeo. Un patrón o mecenas (prefiero este último término, me parece más apropiado) apoya económicamente la labor de un blogger, de un youtuber, de un músico o de un artista de webcómics por la sencilla razón de que para él esa labor tiene cierto valor. Aporta lo que él quiera (a partir de un dólar, hasta el infinito y más allá) y puede poner límites mensuales a esa “propina” porque la idea es la de apoyar económicamente esa labor con una contribución mensual, casi a modo de suscripción. Hay otro modelo, que es el de contribuir por creación, pero en Incognitosis está claro que es mucho más sencillo esa “tarifa plana” que hace que si quieres puedas convertirte en mi mecenas y contribuir con 1 dólar, o 3’1415 dólares, o lo que sea. Tú decides, y eres perfectamente libre de cambiar esa cantidad en cualquier momento o de dejar de contribuir si por lo que sea ese mecenazgo deja de compensarte. ¿Qué cambia en Incognitosis? Absolutamente nada. Seguiré publicando como lo he estado haciendo hasta ahora, tanto si contribuyes como si no: todo el mundo sigue teniendo el mismo acceso que tenía antes de iniciar este experimento en el que trataré de rentabilizar ese esfuerzo o esa labor. ¿Qué podría cambiar? Pues todo. En Patreon existen los llamados logros u objetivos, de modo que a medida que más y más patrones y mecenas aportan, la cantidad mensual sube y puede llegar a cambiar el rumbo de ese proyecto. La gente puede producir más música, más webcomics, más y mejores vídeos… Y como imaginaréis, en mi caso el camino está claro: de ir bien, la idea es publicar más y mejor contenido, más prácticos y más análisis. Incluso meterme en temas de vídeo (¿Os imaginaís? ¿Javipas de Youtuber?) o plantearme cosas como algún libro -ideas no faltan, falta tiempo- . ¿Qué cambia para los patrones y mecenas? Todo el contenido de Incognitosis seguirá el mismo rumbo que hasta ahora (eso, o ir a más, como decía), pero si contribuyes obtienes ciertas “recompensas”. Ciertos extras, vaya. En Patreon tienen un sistema curioso: dependiendo de la cantidad uno establece niveles de recompensas cada vez más golosos, y como veis en mi página de Patreon, éstas van desde acceso a actualizaciones privadas (una especie de mini-Facebook solo para lectores que son patrones/mecenas y para mi) hasta hangouts mensuales, elección de temas sobre los que escribiría o acceso previo a ideas o entradas de futura publicación. También quiero experimentar con extras para empresas -he tenido alguna oferta antes, y ahora quiero “re-explorar” ese campo- pero la idea es la de que si seres mecenas disfrutes de Incognitosis y además tengas esa recompensa adicional. Lo cierto es que tengo muchísima curiosidad (y algo de miedo, yep) por este singular intento de ver si esto puede llegar a algo. Ya he hablado en diversas ocasiones sobre la compleja situación del periodismo online (aquí os dejo no uno, ni dos, sino tres posts míos al respecto) y creo que aunque no pueda ser demasiado aplicable al segmento profesional, Patreon puede representar para los autores y artistas lo mismo que ha supuesto Kickstarter para los emprendedores. Toda una oportunidad de que su labor tenga aún más sentido. Como dicen ellos, la idea es “dar fuerza a una nueva generación de creadores de contenidos“. Si esto no tiene algún sentido para ti, olvida este post. Incognitosis seguirá como hasta ahora. Despertarás en tu cama y crerás lo que quieras creerte. Si esto tiene sentido para ti, te quedas en el País de las Maravillas y yo te enseñaré hasta dónde llega la madriguera de conejos. Y dicho esto, aquí la tenéis: Incognitosis en Patreon