Pensamientos de fin de semana 19. Pasajes difíciles en Pablo 8.